Mi técnica para ahorrar 20% del tiempo de preparación de ensaladas y verduras.

Este artículo te enseñará a reconocer como comprar las verduras y a mantenerlas bien para cuando quieras usarlas. Esta técnica me ha ayudado a ahorrar tiempo al momento de cocinar, en especial cuando estoy con prisa y necesito preparar una comida sana y nutritiva para mi familia. Es decir, con mi técnica, al momento de preparar mis ensaladas de verduras, me ahorro el 20% del tiempo en prepararlas..

Aquí aprenderás cómo ahorrar 20% – 30% del tiempo al momento de preparar las ensaladas de verduras, optimizarás tu presupuesto, y lograras que tus verduras duren más en el refrigerador. Si te pasa, como me pasaba a mi, que vas al supermercado, compras las verduras entusiasmada pensando preparar platos nutritivos y deliciosos para tu familia, llegas a casa y guardas las verduras en el refrigerador y al poco tiempo ves como, has usado algunas cosas y otras se han dañado (hechado a perder) y tienes que ponerlas en la basura, esta técnica te enseñará a escoger las verduras en el supermercado de manera adecuada, a conservarlas de manera correcta para optimizar al máximo su duración, y a ahorrar tiempo al momento de preparar tus verduras o ensaladas.

1. Al comprar las verduras, tómalas con cariño, revisa que sean firmes, que su piel (cáscara), esté brillante, no busques las de forma “perfecta” porque, en especial las de cultivo orgánico, pueden tener formas diferentes y eso te dice que han crecido libremente y no a base de químicos o modificación genética. Asegurate que estén firmes, de posible que sientas su olor, revisa que la parte donde estaba el tallo (de donde la verdura se pega a la planta), le sientas fresco, como recién cortado.

2. Si tu familia tiene 4 personas (tú, tu esposo, 2 hijos), prefiere verduras pequeñas antes que grandes así puedes calcular mejor y usar una pieza completa de la verdura en una receta y evitar que sobre, por ejemplo, medio tomate, y quede en el refrigerador y talvez se dañe. Por ejemplo, compra cebollas, tomates, zanahorias, pimientos, berenjenas, zucchinis (calabacines, suquinis) de tamaño mediano, no grande. Yo suelo escoger una zanahoria mediana, por ejemplo, y busco las demás zanahorias que voy a comprar que sean más o menos del mismo tamaño.

3. Al llegar a tu casa, lava muy bien las verduras, granos, tubérculos (todo), desinféctalas con vinagre blanco o algún producto biológico para desinfectar verduras (hay unos muy buenos en base a toronja (pomelo), sécalas muy bien (con un mantel de cocina limpio o toallitas de cocina), y guárdalas ya sea en fundas plásticas (se puede reutilizar las del supermercado o usar fundas con cierre ziploc que es mejor ya que puedes tener a la vista todo lo que dispones en tu refrigerador) o en recipientes con tapa. Es muy importante que las verduras estén muy secas y el recipiente donde las guardes (recipiente con tapa o fundas ziploc), estén bien cerrados, quitando el aire de las fundas.

Para las verduras de hojas (lechugas, espinacas, apio o celery, etc.), saca las hojas que vas a descartar y escoge las que si vas a utilizar, corta sus extremos, lávalas y desinféctalas, seca muy bien cada hoja y, envuelve en una toalla de cocina limpia que previamente la mojas y escurres (exprimes) muy bien de tal manera que quede apenas húmeda, y envuelves ahí las hojas listas, esto lo metes en una funda ziploc y, al momento de hacer tu ensalada, solo toma las hojas que vas a usar, córtalas y listo!

Ten todas tus verduras ordenadas en el refrigerador y, cuando vayas a preparar una receta o ensalada de verduras, será muy rápido y fácil escoger los ingredientes, cortarlos y prepararlos.

Con esta técnica, estarás ahorrando el 20% de tu tiempo en preparar las ensaladas de verduras y estarás ahorrando dinero ya que vas a utilizar más las verduras porque sentirás que es muy rápido tomar, cortar y preparar sin pensar en que hay que lavarlas, alistarlas y desinfectarlas y, porque tendrás un mejor control de qué tienes en el refrigerador, qué debes usar primero o qué verduras pueden esperar un poco más.

Ahora, te propongo que pongas en práctica esta técnica y, cuando hagas tus compras, dediques 15 minutos en lavarlas y prepararlas tal como te enseñé arriba y verás cómo, las siguientes comidas y ensaladas, serán mucho más rápido prepararlas. Te sorprenderá como no se dañaron porque están bien conservadas y porque, al mantenerlas organizadas tienes más control de lo que tienes que usar pronto para evitar que se heche a perder.

Si quieres tener más tiempo libre para ti, y preparar comida sana para tu familia facilmente, prueba esta técnica rápida y sencilla que te facilitará el preparar tus ensaladas de verduras. Cuéntame cómo te fue? Cuéntame tu experiencia, me encanta escucharte y responder tus inquietudes…

Anuncios

Una respuesta a “Mi técnica para ahorrar 20% del tiempo de preparación de ensaladas y verduras.

  1. María Luisa de Rodriguez

    Es muy interesante y práctico a la vez tener listos los alimentos y así optimizar la preparación de ensaladas, sobre todo sanas para la familia.
    gracias por estos consejos que ayudan realmente a las amas de casa y también a los esposos ó hijos que están dispuestos a aliviar el trabajo de la madre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s